Nueva Reforma Fiscal para 2015. IRPF

 

La reforma fiscal aprobada  por el Congreso el pasado día 20/11/2014 ha traído una gran cantidad de cambios en los principales impuestos estatales. Aunque en su conjunto las modificaciones realizadas rebajan la carga tributaria, individualmente es posible que los cambios afecten perjudicialmente de forma muy significativa, esto es debido a que a pesar de reducir los tipos, se aumentan las bases y se reducen o se eliminan beneficios fiscales que hasta ahora eran de aplicación. En las siguientes líneas iremos detallando los cambios producidos, y su efecto.

             Si su interés es comprobar cómo afectan estas modificaciones al caso particular de los inmuebles les sugerimos que visite nuestra web inmobiliaria www.inmocandela.com 

Reforma Fiscal para 2015. Impuesto Sociedades

 

Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas  

 

Supresión de la exención de 1.500€ para dividendos y participación en beneficios.

             A partir del 1 de enero de 2015, se suprime la exención sobre  los  primeros  1.500 euros  percibidos,  debiendo tributar, como rendimientos del capital mobiliario, por el importe integro percibido en dicho concepto.

 

Recomendación:

Si usted puede influir en la distribución del resultado,  distribuya dividendos para aprovechar la exención y si el importe excede los 1.500€ difiera el pago a 2015 cuando los tipos del ahorro que se apliquen serán inferiores.

 

Reducción aplicable por percepción de rendimientos del trabajo irregulares

             Hasta ahora se podía aplicar una reducción del 40% en los rendimientos del trabajo que se hubieran generado en más de dos años, sin ser recurrentes, o bien que se obtengan de forma irregular en el tiempo (dietas por traslado del puesto de trabajo, premios literarios…). Pues bien, a partir de 2015 esta reducción pasa del 40% al 30%, además no se aplica si en los anteriores cinco periodos impositivos se hubieran recibido rendimientos de este tipo a los que se hubiera aplicado esta deducción, y se limita la base sobre la que se aplica la reducción a 300.000€.

 

Recomendación:

             En este caso nuestra sugerencia es que se valore  si conviene  aplicar la reducción en 2014, teniendo en cuenta que la reducción es de un 40%, o esperar a 2015 ya que la reducción de tipos puede compensar la disminución del 40% al 30%, además de la limitación de no poder aplicar la reducción en los siguientes cinco años.

 

 

Distribución de la prima de emisión

             Actualmente la distribución de la prima de emisión de acciones minora el valor de adquisición, tributando únicamente el exceso si lo hubiera como rendimiento del capital mobiliario. Esto permite diferir la tributación al momento de la venta de las acciones. Con la reforma la distribución que corresponda a las reservas generadas por la entidad durante el tiempo de tenencia de la participación tributará como rendimiento de capital mobiliario.

 

Recomendación:

            Nuestra recomendación es realizar la distribución en 2014  cuando es posible que incluso no se llegue a tributar. La base de la venta posterior será superior (al haber reducido la distribución el valor de adquisición) aunque también los tipos a aplicar sobre ella serán inferiores.

 

Reducción de capital con devolución de aportaciones

                       Similar al caso anterior, hasta ahora la reducción de capital minoraba el valor de adquisición de las acciones. Mientras que la reducción fuera igual o inferior a las aportaciones de los socios se difería el pago del impuesto a la venta. A partir de 2015, los importes recibidos tributaran como rendimientos del capital mobiliario con el límite de las aportaciones.

Recomendación:

            Reducir el capital en 2014 puesto que la reducción minorara el valor de adquisición y se evitará pagar en 2015 como rendimientos del capital mobiliario.

 

 

Limitación de la aplicación de los coeficientes de abatimiento

             La aplicación de estos coeficientes permitía disminuir la tributación de las ganancias patrimoniales obtenidas por la transmisión de elementos no afectos a actividades económicas que fuesen adquiridos con anterioridad al 31/12/1994. Con la reforma aprobada se limitará la aplicación de estos coeficientes a las transmisiones realizadas hasta 400.000€.

Recomendación:

            La sugerencia con respecto a esta modificación no puede ser clara ya que hay cambios tanto a favor como en contra, por un lado se limita la aplicación de estos coeficientes y se eliminan otros coeficientes que también reducían la carga fiscal (los veremos en el punto siguiente), y como contrapunto se reducen los tipos que se aplican sobre la ganancia obtenida. En el caso de inmuebles tener muy en cuenta la llamada plusvalía municipal para los amigos, o  Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Lo mejor en estos casos es calcular todas las alternativas para poder estar seguro del ahorro de cada una de ellas.

            En cualquier caso, si tiene bienes adquiridos antes de 1994 y estima que en los mismos puedan haber plusvalías latentes, puede plantearse si le conviniera aportar alguno a una sociedad por un valor de mercado actual y, de esa forma, una futura transmisión a terceros reduciría notoriamente la tributación.

 

Eliminación de los coeficientes de corrección monetaria

             La normativa actual permite aplicar sobre el valor de compra una serie de coeficientes cuyo objetivo era eliminar el efecto de la inflación, el coeficiente máximo que se puede aplicar para bienes inmuebles no afectos a actividades económicas era un 1,3299 para las compras anteriores al 31 de diciembre de 1994. A partir de 2015, incomprensiblemente, estos coeficientes se eliminan.

Recomendación:

            Igual que en el caso anterior, toca calcular y comparar, insistimos en la importancia de tener en cuenta la plusvalía municipal.

  

Ganancia patrimonial por la venta de activos por contribuyentes  mayores de 65 años

            Actualmente la ganancia obtenida por la venta de la vivienda habitual por mayores de 65 años está exenta. A partir de 2015, además de estar exenta la venta de la vivienda habitual se extiende la exención a la transmisión de cualquier otro elemento de contribuyentes mayores de 65 años, siempre  y  cuando  el  importe obtenido por la transmisión se destine, en el plazo de 6 meses, a constituir una renta vitalicia a su favor. El límite máximo que se puede destinar a la constitución de dicha renta es de 240.000 Euros.

Recomendación:

             Valorar  la  realización  de  las  transmisiones  de elementos  patrimoniales  distintos  a  la  vivienda habitual  en  2015,  con  objeto  de  que  la  ganancia patrimonial  quede  exenta  si  se  reinvierte  en  una renta vitalicia.

 

Seguros de capital diferido. Compensación fiscal para contratos celebrados con anterioridad al 20-1-2006

            Según la regulación vigente, aquellos contribuyentes que perciban un capital diferido derivado de un seguro de vida o  invalidez  generador  de  rendimientos  del  capital mobiliario  contratado  con  anterioridad  al  20-1-2006, podrán  aplicar  una  compensación  fiscal,  cuando  la aplicación del régimen vigente les resulte menos favorable que  el  regulado  con  anterioridad,  el  cual  permitía  la aplicación de coeficientes reductores del 40% ó 75%. La  compensación  fiscal  por  la  percepción  de  dichos rendimientos  en  2014  está  prevista  en  la  DT  del  PLPGE para 2014. A partir del 1 de enero de 2015, se elimina el régimen de compensaciones  fiscales  al  quedar  suprimida  la Disposición Transitoria 13ª.

Recomendación:

Analizar  en  caso de  contratos concertados antes del 20-1-2006, si la aplicación de la compensación  fiscal  le  supone  un  ahorro  fiscal mayor al de la bajada de tipos impositivos a partir de 2015, y en su caso adelantar la percepción de dichos rendimientos a 2014.

 

Fiscalidad de los planes de pensiones

 La cuantía máxima de las aportaciones anuales a planes de pensiones con derecho a reducir la base imponible se fijaba en 10.000€ y para los mayores de 50 años en 12.500€. La reducción por aportaciones a favor del cónyuge con rendimientos superiores a 8.000€ era de 2.000€. También se permitía con condiciones la reducción de un 40% cuando se rescatara el plan en forma de capital.

             Con la reforma, se rebaja el límite anual de las aportaciones a 8.000€ o el 30% de la suma de rendimientos de trabajo y aportaciones económicas (el menor de los dos)y se incrementa a 2.500€ anuales el límite para las aportaciones a favor del cónyuge,  se crea un nuevo supuesto por el que se permite disponer anticipadamente del importe correspondiente a las aportaciones realizadas con al menos 10 años de antigüedad,  y por último se limita la aplicación de la reducción del 40% a las prestaciones percibidas en el ejercicio que tenga lugar la contingencia o en los dos siguientes, con algunas excepciones para contingencias ya ocurridas.

Recomendación:

            Aporte en 2014 la cuantía máxima con derecho a reducción para poder beneficiarse de una reducción mayor en los próximos ejercicios. Si piensa en rescatar, con carácter general será más beneficioso hacerlo a partir de 2015, dado que la bajada de tipos reducirá el pago del impuesto.

 

Ganancias y pérdidas patrimoniales obtenidas a largo y corto plazo

 Actualmente,  la  norma  establece  un  tratamiento  fiscal diferenciado  a  las  ganancias  y  pérdidas  patrimoniales derivadas  de  la  transmisión  de  elementos  patrimoniales según hayan permanecido los mismos en el patrimonio del contribuyente durante más o menos de un año.   Las  derivadas  de  la  transmisión  de  elementos adquiridos  con  un  año  o  menos  de  antelación  se integran en la base imponible general tributando, por tanto, al tipo marginal (más alto). A partir del 2015 la totalidad de las ganancias y pérdidas patrimoniales pasaran a integrarse en la base imponible del  ahorro,  sin  distinción  entre  las  obtenidas  a  largo  y corto plazo.

Recomendación:

A  la  vista  del  tratamiento  fiscal  más  ventajoso  en 2015  para  las  ganancias  obtenidas  a  corto  plazo, puede resultar recomendable diferir la transmisión a 2015.

 

Tramos de IRPF

             La rebaja de los tipos es seguramente la novedad más favorable, la siguiente tabla muestra los tipos actuales, lo de 2015 y los de 2016 (para poder comparar se han igualado los tramos, la nueva reforma solo contempla cinco)

  

Desde

Hasta

2014

2015

2016

              -   €

   12.450,00 €

24,75%

20,00%

19,00%

   12.450,00 €

   17.107,00 €

24,75%

25,00%

24,00%

   20.200,00 €

   33.007,00 €

30,00%

31,00%

30,00%

   33.007,00 €

   35.200,00 €

40,00%

31,00%

30,00%

   35.200,00 €

   53.407,00 €

40,00%

39,00%

37,00%

   53.407,00 €

   60.000,00 €

47,00%

39,00%

37,00%

   60.000,00 €

 120.000,00 €

47,00%

47,00%

45,00%

 120.000,00 €

 175.000,00 €

49,00%

47,00%

45,00%

 175.000,00 €

 300.000,00 €

51,00%

47,00%

45,00%

300.000,00 €

 ...

52,00%

47,00%

45,00%

 

Recomendación:      

Como consecuencia de la disminución de los tipos y el aumento de los mínimos familiares, es recomendable tributar en la medida de lo posible en 2015 (salvo los casos vistos anteriormente donde se aconseja hacerlo en 2014). El ahorro de esta rebaja en el caso de los rendimientos del trabajo con respecto a 2014, y tomando como referencia un sueldo bruto anual entre 20.000€ y 30.000€, será de aproximadamente 250€.

 

Menores retenciones

             Las retenciones que aplican los profesionales a sus facturas pasarán del 21% al 19% en 2015 de forma general, del mismo modo también se reducirán las retenciones por alquiler. Ante esto, poco se puede planificar ya que Hacienda no vería bien que se pasaran ingresos del 2014 al 2015 con el objetivo de diferir el ingreso del impuesto y soportar una menor retención.